Es la base de nuestra práctica. Convencidos de esta confluencia en entre arte y técnica, proponemos soluciones a problemas específicos esencialmente aquellos dinámicos que involucran personas. Nos interesa expresar lo natural de los materiales en la propia obra arquitectónica. Buscamos crear lugares, que al interactuar con la psique humana generen sensaciones que contribuyan a elevar el espíritu de la gente.